En caso de emergencia: ICE

Hace ya algún tiempo corrió un email de formato hoax clásico. Su aspecto de leyenda urbana y su PÁSALO! final me impulsó a desplazarlo hasta la papelera sin más contemplaciones, pero tras recibirlo de varias fuentes le dediqué un minuto más y la historia me pareció, además de útil, realmente factible.

Asunto: Teléfono en caso de emergencia

ICE: ¡Una idea interesante!

Las ambulancias y el SAMUR se han dado cuenta de que, a menudo, en los accidentes de carretera los heridos llevan encima un teléfono móvil. Sin embargo, a la hora de intervenirles no se sabe a quién contactar de la lista interminable de números. Nos lanzan por tanto la idea de que todo el mundo añada a su agenda del teléfono el número de la persona con la que contactar en caso de urgencia bajo el mismo pseudónimo.

El pseudónimo internacional es ICE (In Case of Emergency). Bajo este número inscribiremos a la persona a la que llamarán los bomberos, policías, SAMUR, protección civil… Cuando haya varias opciones podremos señalarlas como ICE1, ICE2, ICE3, etc.

Es sencillo, no cuesta nada y puede ayudarnos mucho! Si te parece bien, pásalo al mayor número de personas posible.

icelogo.jpg

Investigando un poco descubrí que, en su día (mediados del 2005), el Washington Post se hizo portavoz de la noticia y que hay otras muchas fuentes que la corroboran. Así que la campaña realmente existe. La inventó un paramédico llamado Bob Brotchie en el Reino Unido, después de años de encontrarse en la situación de tener que localizar a familiares de las víctimas que atendía. Según datos publicados entonces sobre ICE, “el 75% de las personas no incluyen detalles en sus teléfonos móviles que permitan identificarlos”. Partiendo de la idea de que si la gente utilizara identificaciones estándar, como la propuesta en ICE, eso podría ayudar en ciertas ocasiones, Bob desarrolló esta iniciativa que está teniendo bastante éxito a ambos lados del Atlántico, además de ganar un LifeSavers Awards, de Vodafone, para ideas de este tipo aplicadas a la telefonía móvil. Diversas fuerzas y cuerpos en Gran Bretaña y Estados Unidos están promocionando esta campaña.

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo perder 113 puntos en menos de un año

Un vecino de Vigo, identificado como R.M.A.J, ostenta el dudoso record de acumular 28 infracciones en menos de un año, lo que le suponen la pérdida de 113 puntos del carné. Todos los hechos denunciados se refieren al periodo comprendido entre mayo de 2006 y febrero de 2007, por lo que no descartemos que el expediente se amplíe y ya tengamos nuevo récord. Según la G.C., y el sentido común más elemental, se trata de un delito continuado contra la seguridad del tráfico por realizar “de forma constante y reiterada” conducciones temerarias que vulneraron la normas y que pusieron en peligro a los usuarios de las vías públicas por las que circuló. Este cúmulo de graves hechos fueron recogidos por los radares fijos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

vigocuerpo_46067.jpg

Todas estas infracciones fueron protagonizadas por el mismo vehículo, matriculado un mes antes del primer incumplimiento del límite de velocidad. El coche, que se ve en la imagen, tiene una velocidad máxima permitida por el fabricante de 215 kilómetros por hora, superó incluso esta cifra en la autovía A-52, en un lugar limitado a 120, registrando el radar una velocidad de 230 km./h. En resumen es que el “presunto” deberá abonar, de momento, un total 8.360 euros como sanción por las 28 infracciones que recogieron los radares fijos de la DGT, y afrontar la pérdida de 113 puntos de carné. Esta situación conlleva directamente la retirada del permiso durante seis meses antes de que pueda volver a presentarse a examen. Además, este conductor se enfrenta a penas de prisión que van de los seis meses a los dos años, así como a la posible privacidad del derecho a conducir vehículos de motor durante un periodo de entre uno y seis años.

Ahora el tema es ver porqué la DGT no notifica más rápidamente las infracciones y pérdidas de puntos a los conductores, porque evitaría más de una situación como ésta. En cualquier caso el tirón de orejas es, obviamente, para el infractor.

“Nuestro” Paco Costas

Con Fangio en el circuito del Jarama
Francisco Costas Verde ha dedicado su vida profesional al mundo del automóvil en todas sus facetas. Pero para la mayoría de los que tenemos ya una cierta edad, Paco Costas, representa un hito imborrable en nuestra memoria y, afortunadamente, en nuestra manera de conducir. En mi opinión, y después de la DGT, Paco Costas ha sido el que más personas ha protegido de posibles accidentes en carretera. Es por eso que a veces digo que “nuestro” Costas es ya “patrimonio” de los españoles. Y posiblemente también lo reclamarán otras muchas gentes de los diferentes países en que los programas dirigidos y presentados por él se han emitido. No es objeto de este post recoger su dilatada biografía, aunque si quiero recordar algunas de sus apasionantes obras en las que nos está dejando tanto de sí mismo: ¿Quién no recuerda “Cuatro Tiempos”, “Seguridad Vial” o, sobre todo, “La Segunda Oportunidad”? ¿Quién no ha leído alguno de sus artículos en “El País”, Car&Driver” o “Motor 16”? ¿Quién no recuerda su voz en Antena 3, Onda Cero, RNE o COPE?
Primer d�a del rodaje de la Segunda Oportunidad
Pero con haber sido la seguridad vial y su difusión a través de los diferentes medios, la faceta por la que más se conoce a Paco Costas, su gran pasión personal han sido las carreras de Fórmula 1, que ha seguido durante más de 25 años. De esta experiencia vivida en los cinco continentes, que  le ha permitido conocer por dentro el complicado y a la vez extraordinario mundo de las competiciones automovilísticas del más alto nivel, nació “La Década Mágica”, casi quinientas páginas sobre el mundo “secreto” de la Formula 1, ese mundo que el aficionado no conoce, como él lo ha visto durante todos esos años y en el que podemos descubrir cómo son algunos de sus personajes vistos muy de cerca.
Portando la antorcha ol�mpica en 1992
El caso es que, hace algunos días, “nuestro” Paco Costas nos ha permitido utilizar algunos de sus artículos (de su Blog) para reproducirlos en nuestra revista. No tengo palabras, pero sí un profundo agradecimiento para este hombre al que, de nuevo, reitero mi más sincera admiración. Como muchos otros millones de españoles.

¿Cuánto vale un Punto?

El tema de los puntos sigue trayendo cola… Después de que apareciesen algunas páginas web en las que se podían “comprar” puntos (se llegan a pedir hasta 1.000 € por punto) mediante una especie de “subasta” (véase uno de los muchos artículos sobre el tema, con decenas de ofertas), ahora viene la “optimización” que algunas empresas (o sus ejecutivos) hacen, aprovechando los vehículos de flota y algunas “lagunas” en la Ley de Seguridad Vial.
accidentes2006.jpg

Datos anuales comparativos

Sigue leyendo