Cinco pasos definitivos para perder peso (ahora, antes del veranito!)

Hace casi dos años, en pleno verano y por la costa de Mallorca, paseaba una tarde junto a unos familiares y surgió el tema del exceso de peso. Por la mañana había estado buceando junto a mi mujer y, por si todavía no lo he contado, el lugar en el que acostumbramos a sumergirnos tiene un difícil acceso. El trasiego de equipo y botellas ya es pesado normalmente, pero esa mañana había sido realmente agotador. La conversación derivó en que todos teníamos algo de sobrepeso así que, como si nada, nos liamos y nos apostamos una buena cena en un restaurante carisísimo, a pagar por los que menos peso hubiesen perdido en unos meses. Está bien, pensé, realmente me sobran 10 kilos, por lo que lo tengo fácil. Así que empecé a esbozar un plan, que he ido depurando, que detalla los cinco pasos DEFINITIVOS para perder lastre. Son tan elementales que, con seguridad, el amable lector ya los habrá tenido en cuenta, pero probablemente no tendrá una idea completa si no lo ha intentado nunca DE VERDAD. Y ahora, con la proximidad del “veranito”, puede ser interesante compartir ideas… Antes que nada: esto no es una guía ni nada parecido, sólo MI PROPIO PLAN… que conste un disclaimer específico (NO EXISTEN GARANTÍAS, EXPRESAS O IMPLÍCITAS, CON RESPECTO A LA INFORMACIÓN AQUÍ SUMINISTRADA, POR LO QUE EL LECTOR SERA RESPONSABLE DE CUALQUIER DAÑO FÍSICO O MENTAL… etc. ). Tú tienes que desarrollar tu propio plan, puesto que te conoces mejor que nadie… Además no creo que puedas batir el record Guiness de Jim Poore

adelgazar.jpg

Primer paso: tener nociones básicas de aritmética. Si con nuestro ritmo de vida gastamos 2.000 calorías diarias, es suficiente consumir 1.900 para perder peso. Pero muchos días nos “cargamos” con más de 3.000! Si no me crees, revisa las calorías de las cosas que comes (y bebes) normalmente…

Segundo paso: para perder 10 kgs. es necesario que TE SOBREN 10 kgs. Parece algo elemental, pero muchas personas quieren perder un peso que NO les sobra.

Tercer Paso: eliminar de la dieta habitual las cuatro P’s. Es decir, intentar no consumir Pan, Pastas, Patatas ni Postres (y específicamente ni Alcohol, ni Azúcar, aunque esto es lo más difícil de cumplir al 100%…).

Cuarto paso: comer cinco veces al día. ¿Qué esperabas? No se trata de dejar de comer. Probablemente sea necesario comer más a menudo. Desde luego es bueno desayunar, almorzar, comer, merendar y cenar. Cinco comidas son cinco digestiones con su gasto energético asociado (de 150 a 300 calorías por digestión, según diferentes parámetros)… Para “pasar” las intermedias lo mejor es una manzana, un par de zanahorias… el resto de comidas, a discreción (sin olvidar el tercer paso!!).

Quinto y último: hacer algo de deporte. Puede ser bueno caminar una hora cada día, pedalear treinta minutos, nadar un buen rato, hacer stepper, etc. Lo que sea más sencillo para cada uno.

Estoy convencido que siguiendo los tres últimos puntos (y asumiendo los dos primeros) se pierde peso a una velocidad razonable (no muy rápido). Primera pregunta: pero, ¿esto hay que hacerlo TODOS LOS DÍAS??? Pues durante unas cuantas semanas (6-8), definitivamente sería bueno. Sin embargo, después de llegar al 80 % de nuestro objetivo, un día a la semana podremos “saltarnos” alguna “P”. Y cuando lo cumplamos completamente, descubrirás que puedes tener algunos “deslices” (tu verás cuántos…) sin consecuencias. El objetivo de mantener lo conseguido es MUCHO MÁS FÁCIL!

¿Que si gané la apuesta? Tendrás que invitarte a comer si quieres saberlo. Bueno, no pensarías que tenía alguna fórmula secreta para comer como una lima y quedarte silfídeo y apolíneo, ¿no?. Como decía Freddie, es que lo queremos todo…

Download link

Anuncios

Desafío matemático

Como muchos amigos me acusan de escribir demasiado de coches o turismo y muy poco de otros temas, me voy a esforzar más en poner cosas más variadas (también algunos me dicen que este blog es un “mercado persa”… pero así me gusta a mi!). Por ejemplo, mi buen amigo Guillermo me envió hace tiempo un desafío matemático, especial para ingenieros, economistas y gente “lista”:

¿Cuál es el próximo número de la secuencia siguiente?

2, 10, 12, 16, 17, 18, 19, ….

Si, ya se que es domingo… pero la respuesta sólo después de que hagáis algún intento!

PD. Este desafío lo publiqué ya hace tiempo y en aquel entonces lo ganó Juan Carlos ( JC, danos un rato a los demás…) 🙂

Antología del disparate… gráfica

Después de más de treinta años de tradición editorial, parece que no se agota el filón de los exámenes. Definitivamente siguen siendo una continua fuente de risa, amarga por una parte, pero desternillante por otra. Javier Serrano Palacio y Julio Reboredo Pazos (periodista y profesor, respectivamente) han recogido desde 1996 toda suerte de disparates. En el Periodista Digital podemos ver un adelanto del último libro sobre el tema con algunas barbaridades seleccionadas, de las que se encuentran escritas en los exámenes, todas reales.

Sin embargo, el otro día mi hermana pequeña me envió una colección de disparates gráficos, que no tienen desperdicio, y quisiera compartir con vosotros. Si encontráis más, no dudéis en enviármelos!

examen8.jpg
examen7.jpg
examen6.jpg
examen5.jpg
examen4.jpg
examen3.jpg
examen2.jpg

El tren de claves y el manifiesto del Hormiguero

Hoy, después de mi obligada lectura de los posts de Sobejano en Hosteltur, son de esos que siempre te hacen pensar, he revisado y recuperado un post mío de octubre del 2006 en el que también hablaba del tema del Cluetrain Manifesto o Tren de Claves. Yo hoy lo traduciría mejor por Tren de “Pistas”, porque realmente es un conjunto de “pistas” sobre las relaciones. Viene al caso especialmente porque en esos días del 2006, un grupo de muy buenos amigos se decidieron a crear su propio “hormiguero”, es decir, su propia empresa, y emprender una nueva aventura juntos. Por eso el inicio de un Manifiesto del Hormiguero, cuya pretensión no era más que nos permitiese plantear nuestras dudas y espectativas… Lo reproduzco a continuación y, quizá, pueda ser entretenido para algún amable lector…
Hace algún tiempo leí un documento que cambió algo en mí. Se trataba del Manifiesto del Tren de Claves (The Cluetrain Manifesto). El documento, breve, consiste en una serie de principios (algunos hilados, otros no) sobre las empresas y sus relaciones con las personas (mercado).

Por si alguien todavía no se lo imagina, un tren de claves consiste en una sucesión de tesis o principios sobre un determinado tema, que después pueden servir para enfocar una acción determinada.
En el caso del Manifiesto, algunas de las tesis que aporta son bastante radicales: “los mercados son conversaciones”, “los hiperenlaces socavan las jerarquías” o “la paranoia mata la conversación”.
La mayoría de las claves son críticas directas a los actuales canales de comunicación de las empresas con sus mercados. Aunque es cierto que algunas empresas están cambiando ya, según el manifiesto el fin se avecina… “La falta de conversación mata a las empresas”, “hay dos conversaciones aisladas: una en la calle y otra en las organizaciones”, “los mercados se organizan y se vuelven inteligentes, las empresas se aíslan y no escuchan”, “la publicidad (actual) no funciona”, “los mercados consisten en seres humanos, no segmentos” y así, hasta 95 frases (algunas, realmente lapidarias). Recuerdo que cuando lo leí tuve la sensación de haber aprendido algo. ¿Qué pensáis vosotros?
Yo pienso que también puede ser un entretenimiento interesante, iniciar un tren de claves sobre el hormiguero: el Manifiesto del Homiguero. Comienzo, a ver si nos vamos animando:
Las  tres primeras “claves” eran mías, como se deducirá de su simpleza, así que adjunto las que se fueron añadiendo posteriormente. Creo que hay algunas ideas que no tienen desperdicio y cuya vigencia resulta realmente sorprendente… especialmente para innovadores y emprendedores….
1 – Nuestro hormiguero no es el único que existe.
2 – Todas las hormigas somos distintas.
3 – En el aprovechamiento de la diversidad, radica el poder del hormiguero.
4 – El hormiguero es innovación.
5 – La innovación ayuda a evolucionar.
6 – El que evoluciona se adapta al mercado.
7 – El hormiguero innova para adaptarse al mercado.
8 – Todas las hormigas tendremos voz.
9 – Todas consideraremos el hormiguero nuestra casa.
10- Y, como nuestra casa, procuraremos que el hormiguero “esté limpio” y “tenga un orden”.
11 – El tamaño del hormiguero no importa. El tamaño del mercado, sí.
12 – Un hormiguero adaptado al mercado, es un hormiguero feliz.
13 – La actividad del hormiguero no limitará la vida fuera de él.
14 – La calidad en los servicios es la razón de ser del hormiguero.
15 – La adaptación al mercado sera paulatina y constante.
16 – Las hormigas con grandes ideas y afan de superación seran bienvenidas al nuevo hormiguero.
17 – Las hormiguas con pequeñas ideas y afán de superación también serán bienvenidas.
18 – Todas las hormigas somos importantes.
19 – Un hormiguero sin hormigas no es un hormiguero, es sólo un agujero en el suelo.
20 – El valor de un hormiguero es mayor que la suma de valores de las hormigas que lo componen.
21 – La constancia en pequeños detalles construye Las Grandes Cosas.
22 – Si es necesario, la risa es un tranquilizante sin efectos secundarios.
23.- El hormiguero tiene que pensar en grande y actuar en pequeño.
24 – La simbiosis será el modo de relación entre hormigas.
25 – Una hormiga motivada es una hormiga feliz.
26 – Una hormiga feliz trabaja de forma muy eficiente.
27 – Una hormiga eficiente es buena para la empresa (el hormiguero).
28 – Una hormiga buena para la empresa (el hormiguero) es recompensada por ello.
29 – Una hormiga recompensada es una hormiga motivada.
Seguimos con el manifiesto?

 

¿Estudias o trabajas?

Hace 30 años ligábamos con frases de este pelo… creo que funcionaban porque estábamos muy necesitados de cariño, no sé. Por otro lado, las frases del estilo de “Cielo y tierra se reúnen para contemplar tu belleza, el mar se abre para ser merecedor de tocar tu maravillosa piel, el sol huye al irradiar menos luz que tus ojos… ” tampoco parece que sean muy apreciadas en la actualidad. Hoy ya se utilizan verdaderas “obras de arte”, algunas muy graciosas y que, tras una investigación de casi media hora, he conseguido recopilar. Se trata de recoger algunas de esas frases definitivas, de esas que te permiten ligar instantáneamente (o bien te permiten confirmar que no importa dedicarle más tiempo, tras recibir dos buenas ostias). Sin pretender hacer de esto un tren de claves, cualquier otra de este estilo que se os ocurra o conozcáis, será bien recibida y puntualmente añadida a la presente lista:

1 – Te chupas el dedo y te lo secas en la camiseta de la chica o chico, diciendo: “será mejor que te quites esta ropa mojada antes de que te resfríes”.
2 – Bonitas piernas, ¿a qué hora abren?
3 – ¿Trabajas para UPS? pensé que me mirabas el paquete.
4 – Puede que no sea el tío más guapo del local, pero soy el único que está hablando contigo.
5 – Realmente estoy luchando contra la necesidad de hacerte esta noche la mujer más feliz del mundo.
6 – ¿Son de verdad?
7 – Por una sonrisa tuya recorrería un kilómetro…. pero iría mucho mas lejos por eso que haces con la lengua…
8 – Tu. Yo. Unas esposas. Nata liquida. ¿Alguna pregunta?
9 – Tu ropa estaría perfecta hecha un burruño arrugada en el suelo de mi cuarto.
10 – Mi nombre es Ricky… recuérdalo porque lo estarás gritando más tarde.
11 – ¿Crees en el amor a primera vista, o tengo que volver a pasar delante tuyo?
12 – ¿Que te parece pizza y sexo en mi casa?, ¿no? ¿por qué? ¿¿no te gusta la pizza??
13 – ¿Cómo te llamas? … -¿Para qué lo quieres saber? … -Es que… te quiero pedir para Reyes!
14 – ¿Te importa si te miro durante un ratito? Quiero recordarte para mis sueños.
15 – Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos pueda presentar?
16 – Yo te conozco! ¿no fuimos locamente felices en una vida anterior?
17 – Podría quitarte de mi sucia lista de fantasías, si quieres.
18 – Tengo unos bonitos relojes, ¿quieres ver mi mesita de noche?
19 – Bonita blusa, ¿podemos seguir hablando sin ella?
20 – ¿Qué te gustaría para el desayuno?
21 – Hola, soy nuevo aquí, ¿me puedes decir dónde queda tu apartamento?
22 – ¿Compartimos el taxi hasta mi casa?

Hala, a practicar!

Don´t trust in the Google translator!

Mi hijo, supongo que como todos los padres, a lo largo de los años me ha proporcionado momentos realmente hilarantes. Quiero compartir con vosotros el último.

Hace algunos meses que, mi marido, mi hijo y yo, asistimos a clases de inglés, un par de veces por semana. La semana pasada el “teacher” nos puso a cada uno una traducción de español a inglés para hacer en casa, que entregamos en la siguiente clase. Cuando llegamos ayer ya las tenía corregidas y comenzó por la de mi marido. “Exceptuando un par de tiempos verbales y alguna cosilla que yo hubiera puesto de otro modo, el ejercicio está muy bien.”, dijo el profesor. Mi marido puso cara de circunstancias pensando para sus adentros, “¿Cómo he podido cagarla en esto?”.

Luego siguió con la mía. Aquí tenía algunas cosillas más que decir, pero tampoco se ensañó mucho. Fernando es muy educado: “Has mejorado mucho Mayte, hay algunas cosas que aún no están bien. Debes estudiar mejor los verbos pero, en general, estoy contento con la mejoría de tu inglés.” Por mi parte, cuando acabó conmigo, suspiré pensando que podía haber sido peor. Mi mejoría ha sido toda, he pasado de cero a….. no se en qué punto me encuentro ahora, en sólo dos meses.

Por último le tocó el turno a mi hijo. El “teacher” empezó a desmenuzar su traducción. Le hizo notar algunos fallitos y luego, ya al final de la lectura le dijo: “Esta palabra no la entiendo, cuál era la frase?”, a lo que Segio le contestó: “Pues…a ver….si, decía, ‘para que el año que viene vayas a Estados Unidos.’” Y lo había traducido como: “so, next year, fences to the United States”.

“Ya lo entiendo! You are a really joker! De dónde has sacado esta palabra?” saltó Fernando señalando la palabra “fences” y sin poder parar de reir. Unos instantes después también caímos mi marido y yo en lo ocurrido, y tampoco pudimos evitar la risa.

“Pues….no la sabía y la busqué en el traductor de Google.”. Sergio había introducido la palabra “vallas” en vez de “vayas” y ahí estaba el resultado. Cuando conseguimos recobrar la compostura, el profesor nos preguntó “Bueno, y ¿qué conclusión podemos sacar de esto?”

En ese momento yo estaba concluyendo que mi hijo debería estar en clase de Español en vez de recibiendo clases de inglés, pero de repente oí la voz de mi hijo contestando al profesor: “Que no se puede confiar en el traductor de Google!!”

por Mayte

Diferentes culturas, distintas costumbres…

En este mundo que nos ha tocado vivir convive todo un arco iris de razas con culturas y costumbres muy diversas (y distintas). Como ejemplo, este repaso a algunas tradiciones que, algunas divertidas, otras curiosas, no dejarán de sorprendernos:

En Samoa, ver un ombligo resulta sumamente excitante, debido a que se suele llevar cubierto. En las islas Célebes (Indonesia) resulta excitante mostrar la rodilla y a los Hotentotes (pueblo del suroeste de África) les excita ver los genitales de ciertos animales (qué??? No, no. Hay que explicar de qué animal: ¿caballo?, ¿elefante?, ¿chihuahua?…).

Algunas tribus de Nueva Guinea no permiten a los jóvenes tocarse los genitales, ni siquiera al orinar (a mi me hubieran eliminado de la tribu con pocos años).

Entre los Dschagas de África Oriental está prohibido que un varón toque la piel de una niña hasta que no sea circuncidado (¿y quién se encarga de controlar eso?).

En Yemen (Arabia), antes de cualquier relación sexual, algunas mujeres suelen pintar de negro su piel con pigmentos naturales. Se cree que este color estimula la potencia sexual masculina (pues si quieren pintar al hombre cuidado dónde pintan, que el negro adelgaza….).

Los Chewa africanos consideran que es necesaria la actividad sexual durante la niñez para ser fecundos en estado adulto (en España se llaman pedófilos).

Algunos esquimales son tan hospitalarios que acostumbran agasajar a sus visitantes masculinos ofreciéndoles una noche con su mujer (“¿Se le ofrece algo? ¿Un Ferrero Rocher? ¿Un Martini on the rocks? ¿Una mamadita?”).

Los adolescentes del archipiélago Trobriand (en Papua, Nueva Guinea) tienen a su disposición una casa de solteros en la que acostumbran intercambiar sus parejas todas las noches (En España se llama “intercambio”).

Los Lepcha de la India fomentan las relaciones sexuales entre preadolescentes y adultos. Otro pueblo de la India (los Muria), tienen escuelas donde los chicos y chicas comparten todas las actividades, incluida la sexual (y a mi que me tocó en los carmelitas…!).

En Nueva Guinea, algunos grupos sociales acostumbran que los jóvenes tengan relaciones homosexuales hasta el matrimonio, y a partir de ese momento relaciones heterosexuales (antes de ser macho, un poco maricón).

En un pueblo africano (los Ljo) los adolescentes deben de copular delante de los mayores con una oveja, como parte del rito de iniciación (en España se llama zoofilia).

En Australia central, la tribu de los Aranda inicia los ritos matrimoniales sometiendo a la novia a una noche con los parientes del marido. Después del encuentro se la entregan al novio (se trata de una forma de comunismo: las cosas de la casa son de todos).

En Madagascar, entre los Sakalaves, es una vergüenza que la mujer vaya virgen al matrimonio (y además ya no está de moda).

Los Dani de Nueva Guinea demoran durante dos años las relaciones sexuales después de la boda, y cinco años después del nacimiento de un hijo (dicen que para engañar la espera el esposo se golpea diariamente los testículos con un ladrillo!).

Entre los campesinos rusos se obliga a los recién casados a pasar la primera noche en los establos para que su ejemplo estimule la proliferación de los animales (y es que casarse significa tener ciertas responsabilidades).

Para evitar el adulterio los hombres Bantúes (África Sudecuatorial) untan su pene con un veneno antes de hacer el amor con su esposa. Se cree que el veneno no afectaría a la esposa, pero sí al posible amante (no haré comentario alguno).

Entre los Turu de Tanzania se da por hecho que las mujeres tienen amantes, pero es su obligación mantenerlo en secreto, para ello colaboran todos los vecinos con su silencio (no tengas amigos en Tanzania!).

Los Jíbaro de Sudamérica son uno de los pueblos con menos actividad sexual ya que ordinariamente sólo tienen dos encuentros sexuales al mes; en el otro lado se situarían los Lepcha con una frecuencia que puede llegar a DIEZ relaciones por noche (me gustaría lo contrario, pero me siento mas próximo a los Jíbaro).

Entre los Sakalaves de Madagascar no está mal visto ser homosexual, lo que realmente puede ocasionar burlas es ser estrictamente heterosexual (en esta vida, no se puede ser radical).

En regiones de África son consideradas más atractivas y deseables las figuras femeninas redondeadas, de tal manera que antes del matrimonio las mujeres acostumbran asistir a cabañas “de engorde” para ganar peso antes del día de la boda (aunque no sólo en África pasa eso).

Los Azande (del Congo) creen que una niña será estéril si su madre no le escupe en la espalda el día se su boda (¿reutilizarán el vestido de boda??).

Para la mayoría de las tribus del Alto Amazonas besar es un acto totalmente desconocido para sus integrantes (seguramente les fallará el aliento…).

Como medida de seguridad, los descendientes de los Maku del Amazonas suelen colocar a sus mujeres en un lugar remoto de la selva para “evitar poner en riesgo la supervivencia de la tribu” (a mi me parece una excusa…..aquí se hace con la suegra).

Los nativos de las Islas Marquesas (en Tahití) aún mantienen la tradición de venerar, propiciar y honrar la belleza femenina. Las madres y abuelas aplican masajes diarios a sus hijas adolescentes para procurarles cuerpos y rostros hermosos (con razón que cada vez que pensamos en un lugar donde escapar, primero pensamos en Tahití).

Gracias a Bernie, que lo ha recuperado de Internet. Ah! Y que nadie me pida referencias en Wikipedia!